Seleccionar página

Para un óptimo funcionamiento de determinados aparatos donde se requiera la entrada de sonido es fundamental contar con un buen micrófono, ya sea un teléfono móvil, una grabadora o bien nuestro programa de reconocimiento de voz INVOX Medical. Si el micrófono falla puede afectar significativamente al funcionamiento del sistema que estemos tratando de hacer funcionar. Las características principales que debemos valorar a la hora de decantarnos por un micrófono u otro  son las siguientes:

  • El nivel de presión acústica máxima. Sería el nivel máximo en el cual el micrófono comienza a distorsionar. Cuanta mayor presión soporte mejor será. Un buen micro tendrá una sensibilidad mayor de 135dB SPL, y de 150 sería excelente. Significa que aguantará más presión sonora sin distorsionar la señal a su salida.
  • Nivel de ruido propio. Es el ruido que se produce simplemente por el choque de las moléculas de aire contra la membrana del micrófono. En este caso se considerará mejor cuanto más bajo sea este nivel. Se mide en decibelios, uno aceptable estaría en torno a los 40dBA SPL, en cambio para que se considere excelente debería tener un nivel de 20dBA SPL.
  • Relación señal a ruido. Este parámetro se calcula viendo la presión acústica máxima que soporta y el nivel de ruido propio. De esta manera se calculará restando al nivel máximo, por ejemplo si aguanta 150dB SPL, el nivel de ruido propio, que si fuera de 30dB, la relación de la señal al ruido será de 120db. En este punto cuanto mayor sea la relación de señal al ruido más claridad tendrá.
  • Sensibilidad. Sería el nivel de salida que tendremos ante una señal acústica, el nivel de tensión eléctrica del micrófono. Es importante porque nos permite saber cómo de preciso será a la hora de captar sonidos débiles. En este caso se mide tomando la referencia de 1 voltio por µbar de presión (1V/µbar), los valores de sensibilidad suelen ser negativos, cuanto más se acerque a 1 mejor será. Cuanta menor sensibilidad tenga tendrá más dificultad tendrá para recepcionar la señal.
  • Impedancia. Este es un valor importante, la impedancia de salida es una medida de la resistencia interior que tendrá el micrófono en función de su frecuencia. Podríamos dividirlos en micrófonos de baja impedancia, entre los 50-1.000 ohmios, los de media impedancia, entre 5.000-15.000 ohmios, y los de alta impedancia de más de 20.000 ohmios.
  • Límite de saturación. Cuando el nivel de presión es elevado los micrófonos distorsionan la señal, es decir la señal se saturaría. En este caso no hay unos parámetros objetivos para medir el límite, dependerá de la forma y fabricación que pueda soportar más niveles de presión o no.

Si después de leer este artículo, tiene cualquier duda o sugerencia relacionada con nuestro sistema de reconocimiento de voz INVOX Medical, por favor, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarle.